Poeta y romántico: El Che que prefiero

8 octubre, 2015 en 8:06 am | Publicado en Puntos de Vista | 2 comentarios
Etiquetas:

Ernesto Che Guevara

Ernesto Che Guevara

Ernesto Che Guevara renace cada día entre los cubanos convertido en héroe, mito, hacedor de sueños; yo prefiero verlo además como un romántico, un enamorado de la vida y de la familia, como un poeta formado en el fragor de las batallas.

Por lo regular siempre se escribe de las hazañas y la intransigencia del Comandante revolucionario, del Ministro, del Presidente del Banco de Cuba, del hombre que asumió múltiples tareas en los días iniciales de la revolución, pero ahí está también como muestra de todo su lirismo,  la poesía que escribiera a su esposa Aleida March de la Torre a manera de despedida en octubre de 1966:

 Adiós, mi única,

No tiembles ante el hambre de los lobos

Ni en el frío estepario de la ausencia;

Del lado del corazón te llevo

Y juntos seguiremos hasta que la ruta se esfume…

Aunque en varias ocasiones  refirió  que no servía para el oficio de poeta, el Che, el hombre de inquebrantable carácter, el revolucionario íntegro,  se sirvió del verso y lo vistió sólo con los ropajes del alma para dejarnos líneas como estas: “Si sientes algún día la violencia impositiva de una mirada, no te vuelvas, no rompas el conjuro, continúa colando mi café y déjame vivirte para siempre en el perenne instante”.

Por eso siempre prefiero evocar al hombre de añoranza contenida que en lejanas tierras llenó su alma con recuerdos familiares de Navidad y Año nuevo, que enviaba un “beso preñado de suspiros y otras congojas” y quien pidió que lo quisieran “apasionadamente, pero comprensivamente”.

No hace falta hablar como el mismo Che decía de esas “cifras que no llegan al margen y suelen llamarse poesía”, ni del ritmo, ni de la métrica, no es esa mi intención.

Basten estas breves palabras de Haydeé Santamaría para referirse a su vida y a su obra “todo lo que creaste fue perfecto, pero hiciste una creación única, te hiciste a ti mismo”.

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Un saludo, muy bien por tu blog, este trabajo del Che descubre una faceta de la cual se habla muy poco, gracias por mostrarnos al hombre además del héroe.

    Mario

    Me gusta

  2. perfecto sin dudas….. ” no tiembles ante el hambre de los lobos “…… y déjame vivirte para siempre en el perenne instante”…. Gracias por este Ché, que es hombre, carne, sangre, vida.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: