El Kiribá en Baracoa: Fiesta para el Alma

27 febrero, 2013 en 2:57 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: ,

Fiesta del Kiribá en Baracoa

Fiesta del Kiribá en Baracoa

Decidí  calmar las emociones para escribir este post sobre nuestra visita a la comunidad del Güirito, un sitio ubicado a unos 20 kilómetros de la ciudad de Baracoa, donde se conservan el Nengón y el Kiribá, ritmos autóctonos de estas tierras y células primigenias del son cubano.

En toda la isla existen las más diversas fiestas desde las  patronales, campesinas, carnavales, parrandas, charangas  hasta las  festividades de antecedentes africanos, pero les aseguro que pocas se  comparan con la del Kiribá, una Fiesta que sin dudas es un regalo para el Alma.

El motivo para la celebración esta vez fue el 60 aniversario de la fundación  de la emisora municipal  La Voz del Toa, pero  igual pudo haber sido el cumpleaños de un vecino, un matrimonio, Noche Buena o Fin de Año.

Los anfitriones del convite fueron los integrantes del  Grupo Portador Nengón-Kiribá, quienes lo dispusieron todo para la fiesta, hasta los adornos florales en el camino y el Ranchón con su techo de guano y piso de tierra apisonada con tantos pasos de baile.

Los hombres con guayabera y sombrero de yarey,  las mujeres con sus amplias sayas estampadas se dispusieron para el baile y el canto;  sonaron el güiro,  los bongoes, el tres, la maraca, las claves,  la marímbola… y comenzó el jolgorio.

 Después de las primeras demostraciones los anfitriones convidaron para el baile y desde ese momento no se supo quien era de la comunidad o no, quien había bailado desde siempre el nengón y el kiribá y quien con sorprendente habilidad la aprendía al momento.

Entre bailes  y canciones se degustaron diversos platos de la comida tradicional y se calmó la sed con una deliciosa agua de coco servida en un recipiente hecho de güira seca, mientras disfrutábamos viendo a los más jóvenes  danzar simulando con sus pasos a los campesinos cuando amontonaban el café con los pies.

Yo preferí el turrón de maní endulzado con miel y el bacán perdido, mientras otros optaban por el potaje de frijol caballero y el enchilado de cangrejo  hechos  con leche de coco, el calalú, arroz con cangrejo, quimbombó y frutas.

También decidí  aprender a bailar bien el nengón y el kiribá porque en la próxima  fiesta prometo no sentarme ni un minuto.

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Sí. Lo dejo. Porque eso de fiesta para el alma es como un alegrón para el alma divertir. No he participado jamás en un jogorio de esa naturaleza, pero por la manera en que lo describes se pasa bien. Disfruté de la lectura de tu crónica. Y me preguntó: ¿Habrás aprendido a bailar nengón? Luego me lo enseñas, pues también estoy interesado.

    Me gusta

  2. Appreciate this post. Will try it out.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: