La Historia del Charro Negro: Amor a la mexicana

14 febrero, 2013 en 2:57 pm | Publicado en Uncategorized | 1 comentario
Etiquetas:

Luis Rey Palmero, El Charro Negro

Luis Rey Palmero, El Charro Negro

Nació el 19 de agosto de 1937 en la ciudad de Guantánamo, en la calle San Lino entre 4 y 5 sur y sus padres decidieron llamarlo Luis Rey Palmero.

Pudo ser uno de los tantos millones de cubanos con una historia anónima, un nombre perdido sólo reconocido por familiares y amigos, pero su pasión  por la música mexicana lo convirtió en El Charro Negro.

Floirán, como también su padre lo llamaba recuerda nombres, direcciones, lugares que ya no están con una facilidad asombrosa, conserva el timbre  de su prodigiosa voz aunque confiesa que nunca la cuidó como debía y mantiene la misma disposición de siempre para conversar.

Por eso fue fácil invitarlo para que contara su historia a los amigos del blog Historia de Vida, porque al menos en su natal Guantánamo, donde el amor por la música mexicana perdura, el sigue siendo una leyenda que se mantiene viva entre los amantes de ese género musical aunque viva hoy en la ciudad de Bayamo.

Amor a México desde siempre….

El amor por la música mexicana me viene desde siempre. Yo recuerdo  la primera vez que escuché en un cafetal a un joven que iba cantando un número muy bonito “El hijo desobediente”,  me gustó  mucho y desde ese momento  comenzaron  a metérseme en el alma las canciones mexicanas, porque yo en esa época lo que cantaba eran boleros y me gustaban, pero la música mexicana desde que la oí  esa vez me encantó.

 Yo  escuchaba a los grandes intérpretes de la música mexicana como Lola Beltrán, Jorge Negrete, Miguel Aceves Mejías y quería  hacerlo igual, muchos años después compartí  escenario con grandes de la canción como Celina y Reutilio, Elena Burke, Orlando Contreras, Orestes Macías, Frank  Hernández.

Te están engañando guajiro…

Yo me voy de Guantánamo para La Habana en 1959 y comienzo a actuar, a cantar en bares y cantinas como se hacia antes y me encuentro en uno de esos lugares con Benitico Yanez. Él  me escuchó  y dijo que yo cantaba muy bonito, entonces me  pone en contacto con un amigo de él de la disquera Corona y me invitan a Radio Progreso. Me hicieron la prueba en el estudio 2 y cuando yo me oí pensé que no era yo.

Ese mismo compañero que me facilita la grabación, me dice sin pensarlo dos veces: “tú te vas a nombrar El Charro Negro”, a mi gustó y desde ese mismo momento comencé a usarlo.

Me dijo que preparara  dos números para luego grabarlo y yo salí a buscar en los bares  a los que tocaban conmigo y les dije del proyecto que había y me respondieron: “te están engañando guajiro, aquí en La Habana hay que ser verdad para grabar un disco” y yo les dije, “vamos a ver pero primero  vamos a ensayar dos números”.

Ensayamos y a los pocos días  fui a ver  al compañero, se buscó un turno de grabación  y grabamos  los dos números uno era “Borinque”, que Miguel Aceves Mejías había grabado,  y el otro “Ni el dinero ni nada”. Me pagaron 60 pesos y yo que tenía un dinerito ahorrado lo compartí con los músicos que me acompañaron y regresé a Guantánamo, sin pensar en  lo que pasaría después.

Una cosa de película…

Llegué a Guantánamo y empecé a decirle a la gente que me habían grabado en La Habana, que me iban a llamar el Charro Negro y que mis discos se iban  a escuchar en la vitrolas  pero mientras tanto porque había que ganarse la vida empiezo a trabajar de peón e albañil en el Quemado, carretera de Baracoa.

Pasaron como dos mese y recuerdo que yo cobré ese día y con unos amigos vinimos a Guantánamo un viernes. Muy cerca del puente (Reparto San Justo en la ciudad de Guantánamo) había una herrería y una tienda y llegando escuchamos desde la bodega la canción “Ni el dinero, ni nada” y yo dije: “ese soy yo”.

Todos nos fuimos a la tienda y yo comencé a cantar y el gallego dueño de la tienda me dijo: “pero usted canta igualito” y le respondí  “es que ese soy yo”.

Después salimos a caminar por la ciudad y en ese tiempo en casi todos los establecimiento habían vitrolas y en todos se escuchaba la canción, era como una cadena,  como una cosa de película.

Llegué a la casa y tenía varios telegramas que me pedían que fuera para La Habana para hacer otras grabaciones y me fui pero no me olvidé de Guantánamo.  Allí hice grabaciones con Disco  Corona  y Maype. También he grabado con la EGREEM.

Trabajé en casi todos los cabarets nocturnos de la época en La habana, el Vía Blanca, El Palermo, El Nacional, fueron muchos.  De  aquellos tiempos recuerdo cuando canté con María de Lourdes,  fue una maravilla.

Visité prácticamente todos los pueblos de Cuba, yo creo que no me quedó uno y prácticamente donde hay una emisora en Cuba me han invitado  y me han dedicado programas.

Yo me jubilé pero sigo cantando en Bayamo, donde vivo actualmente.

Gobernar México por unos minutos…

Esta última anécdota El Charro Negro la cuenta como si hubiese ocurrido ayer,  por la manera en que brillan sus ojos pudiera ser uno de los momentos más importante de su vida, pero confieso que no sé donde se mezcla lo real  y la fantasía que en cualquier historia siempre el tiempo impone en los recuerdos.

Visité México en 1961 y 1976. Canté en Guadalajara junto al Mariachi Cuba, fue muy bonita la acogida, fuimos a bailar a la casa del trompo recuerdo yo dije: y entonces interpreté Serenata Huasteca.

En la visita de 1976 participé en la inauguración de la embajada de Cuba en México, mientras esperábamos que llegara el Presidente y los demás, me senté en una silla que estaba en la presidencia y me dijeron mis compañeros”párate de ahí muchacho, tú estás loco” y en eso llegó el presidente y  yo me paro apurado, pero me  dijo “No se pare, quédese ahí y sienta que es gobernar a México al menos por unos  minutos”. Aquello fue lindo.

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Es una historia que da gusto leerla, es interesante y emocionante…hacen falta más como esta

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: