Guido Rosgard Beltrán: Se pierde la voz y se agudiza el oído

3 diciembre, 2010 en 10:37 pm | Publicado en Historias | 1 comentario
Etiquetas:

Guido Rosgard, realizador de sonidos

Guido Rosgard, realizador de sonidos

Sus manos siempre han sido mágicas, parecían volar sobre los teclados de las viejas máquinas grabadoras-reproductoras. Manos ágiles que se combinan con la agudeza del oído para lograr un sonido perfecto.

Guido Rosgard Beltrán es uno de los realizadores de sonido de Guantánamo más premiado y reconocido durante su larga trayectoria laboral, pero el destino suele “obligar” a las personas a vivir circunstancias difíciles, aunque también corre el riego de encontrase con hombres dispuestos a enfrentar los retos por duros que parezcan.

Después de un año alejado de su estudio de musicalización en la emisora provincial de radio de Guantánamo, Guido vuelve a sus andanzas entres sus discos, modernos equipos informáticos y sus viejas máquinas que él insiste en tener cerca.

Accedió a responder por escrito mis preguntas, no sin antes poner algunos reparos.

P: A penas te has recuperado de la intervención quirúrgica en la garganta y los molestos tratamientos con quimioterapia y ya estás de vuelta en la radio. ¿Es que no concibes estar alejado por más tiempo de este medio?

GR: La radio para mi es todo y No importan los males que vengan o te imponga la vida en el camino si después tienes la oportunidad de continuar con tu labor. La recuperación para mi no es más que la posibilidad seguir creando y crear es una forma de amar.

Mi trabajo como realizador es muy lindo, abarcador, a mi me gusta todo lo que hago en un estudio de grabación por eso estoy de nuevo aquí.

P: Todos dicen que eres un enamorado de la radio, del sonido. ¿Es cierto?…

GR: Me incorporé a la radio en el año 1964 siendo prácticamente un niño en el año 1964 y lo primero que hice fue enamorarme de la radio como uno se enamora de una mujer. ¿Y que he hecho después? Amarla mucho, amar la música y los sonidos. Una mujer, la vida misma y la radio para mi son la misma cosas, y así las amo.

P: Reconocimientos a tu trabajo…

GR: Son varios, por ejemplo las medallas Raúl García, la de la alfabetización, 40 aniversario de las FAR, Laureado de la Cultura y los sellos 80 y 85 aniversarios de la Radio Cubana, además del Micrófono de la Radio y premios en Festivales Nacionales del medio y concursos de la UNEAC.

P: ¿Te consideras un artista?

GR: Sí, un humilde artista, gracias al talento de todos los que me han rodeado en todos estos años que me ayudaron en mi formación.

P: No son ya suficientes años en la radio, piensas en la jubilación?

GR: Son muchos años que no son nada, ya pasan de 40 y parece que fue ayer, como dice una bella canción de Armando Manzanero, si pudieran pasar 100 fuera el mismo sentimiento.

Guido continúa armonizando sonido para varios programas de radio en especial para el infantil “Los Pinos Nuevos” y para otro que el considera como a un hijo, “Recordando al Beny”, dedicado a ese grande la cultura cubana.

Cada día es una razón suficiente para celebrar la vida, pero este 4 de diciembre, escogido para homenajear a los realizadores de sonido, es válido para festejar el regreso de Guido a la radio, a su casa, donde la música, la palabra y el silencio se convierten en su voz.

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Querida Mabel, en medio del trabajo, de las exigencias de la vida, de lo rápido que pasa el tiempo, siempre encuentro un momento para acercarme a tus comentarios y de paso a Guantánamo, a su gente.
    Hoy, como casi siempre, tu pluma se viste de largo para escribir de un hombre todo calidad humana y virtuosismo. Cuando en el mundo de la radio se dice Guido, se dice maestría, amistad, profesionalismo… don de gente.
    Cuando en 1982 estuve un tiempo en la Emisora, veía a Lobaina, Guilarte, Toledano, Guido, como a personas lejanas, sin embargo en cuanto las traté, pude percatarme de cuánto vivía dentro de ellos, aparte de su amabilidad y el sempiterno deseo de que las cosas salieran siempre de la mejor manera.

    En julio estuve en Guantánamo y pregunté por Guido, por Eduardo, por Toledano, por todos, supe que él que estaba enfermo. Conocedor de su entrega y amor por la radio, no me extraña que ya recuperado vuelva a su mundo, a lo que ha sido su vida: la música, los sonidos, la RADIO.
    Llegue hasta él nuestro cariño, respeto y admiración. A ti, nuestro agradecimiento. Un abrazo grande y fuerte a todos. Peláez y Maritza

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: