Día Mundial de la Infancia: Reyes magos de mi barrio

1 junio, 2010 a las 8:10 pm | Publicado en Detrás de la Noticia | Deja un comentario
Etiquetas:

Todo por la sonrisa de un niño

Todo por la sonrisa de un niño

Estoy rodeada de niños. En mi barrio ellos están en todas partes como reyes magos que tienen el don de aparecer y desaparecer, de obrar milagros con una sonrisa, de romper la quietud de la tarde de un domingo con sus cantos, de lograr que no me enfade cuando en fechas señaladas echo de menos a las flores del jardín.

Cuando este primero de junio el mundo celebra el día mundial de la infancia he comprendido que ellos no están en muchas de las estadísticas divulgadas hoy, que están ajenos desde su inocencia a muchas cosas que suceden.

Su escasa experiencia de vida, mis vecinitos más cercanos están entre los 3 y 9 años de edad, no le permite comprender cómo es posible que en esta misma semana el gobierno israelí atacara de manera brutal una flotilla humanitaria con ayuda al pueblo palestino incluyendo a los niños.

Mientras algunos como Yoleito y Yoenis se esfuerzan cada semana en sus prácticas de yudo para continuar obteniendo medallas en las competencias escolares, Guillermito va aprendiendo en el círculo infantil a identificar los colores ante la mirada y la celebración de familiares  y Aracelis asiste en las mañanas a las vías no formales de educación muy cerca de la casa.

Es verdad que Nayira, Eder y Yudit sólo conocen Internet en sus escuelas y que ipod puede ser para ellos tan solo la combinación sonora de letras que llegan a sus oídos como una palabra más, pero en cambio hablan en una conversación informal de meteoritos, yugi oh!, la protección del medio ambiente y sobre pasajes de la historia de Cuba.

Todavía para ellos el mundo es demasiado complicado,  ni siquiera forman parte de algunas de las estadísticas: Hay más de 215 millones de niños trabajadores en el mundo, más de la mitad, obligados a desempeñar actividades peligrosas; la violencia causó la muerte de 710 niños y adolescentes en un año, 585 de éstas fueron homicidios, etc, etc.

Por lo pronto a los niños de mi barrio, ajenos a esas realidades  tejen  sus sueños infantiles…

“Voy a ser cuando sea grande doctora y bailarina”, me dice Rosi, de cinco años y siempre me deja pensando cómo hará para combinar esas profesiones. Pero de algo estoy convencida,  son sus sueños y a ellos  les corresponderá trazar sus propios caminos, definir sus propias estadísticas; al menos desde ahora tienen la posibilidad de soñar.

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: