Guantánamo: Ni paraíso, ni infierno

5 abril, 2010 en 9:29 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas:

Ciudad de Guantánamo

Ciudad de Guantánamo

En un comentario enviado a un post de esta página alguien me sugirió que escribiera de Guantánamo “Pon algo del pueblo, lo que pasa en realidad”, me decía  en su comentario y trataré de apegarme a la verdad  convencida  de que no somos el paraíso terrenal  pero tampoco el  infierno.

Es tarea difícil atrapar en pocas palabras la vida de  un pueblo que se extiende por un territorio  de 6 168 Km2 con su  historia de desembarcos: de Antonio Maceo y Flor Crombet, de José Martí y Máximo Gómez, de indígenas  rebeldes y del  Cemí, símbolo de la provincia y considerada la principal pieza de la arqueología aborigen cubana.

La vida diaria del guantanamero no puede escribirse, al menos desde mi experiencia personal que pueden compartir o NO los 510 863 hombres y mujeres que habitamos en el extremo más oriental del país,  sin hablar de la base naval  yanqui que Estados Unidos mantiene contra la voluntad del pueblo en el territorio de Caimanera,  ni de la belleza de sus campos o de sus mujeres.

Somos una población citadina,  pues a pesar de tener más del  70% del  territorio montañoso el 60, 5 % de los guantanameros  vive  en zona urbana, con sus paradas cogestionadas,  la guagua que se demora y los coches tirados por caballos, la música alta mezclada con alguna que otra “palabrota” escapada durante la mejor jugada de dominó y la espera cada año de los tradicionales carnavales y el paso arrollador de la conga porque aquí suena como en ningún lugar la mágica corneta china.

Nuestra realidad la conforman los baches añejos  en  las calles de la ciudad  con sus historias de reparaciones y accidentes;  las mil y una artimañas, desconocida por el más experto de los economistas  para que el salario llegue a final del mes, pero también las  casi mil escuelas, más de 11 Mil 200 personas dedicadas a la educación gratuita, una matrícula de 119  209 educandos y sedes universitarias en todos los municipios de la provincia.

Por suerte  la burocracia que convierte cualquier  trámite en una misión casi imposible y el tiempo usurpado por demasiadas reuniones  donde la reverenciada  UNANIMIDAD no siempre implica igualdad de criterios, no impidieron que Guantánamo alcanzara  durante el 2009 los mejores resultados de su historia en el programa materno-infantil con una tasa de mortalidad de 4,6 por cada mil nacidos vivos  en menores de un año o que algunos de sus hijos se coronaron en importantes certámenes deportivos del mundo.

Nuestro presente es de lucha,  de obtener de  la tierra los frutos necesarios para subsistir,  de discutir en la esquina hombres y mujeres la  polémica jugada de beisbol, de elecciones en el barrio,  de manos solidarias que se extienden al vecino  y hermanos del mundo, de amenazante sequía,  pero sobre todo de esperanza y confianza para construir un mundo mejor.

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. gracias por esa mirada a nuestra ciudad y sus gentes…

    Me gusta

    • Gracias Roylán, yo sé que nuestra historia es muy rica, este post es un acercamiento a nuestra vida

      Me gusta


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: